Déjame ser tu ángel favorito

A mi abuelo

Déjame ser tu ángel favorito.

Déjame recordarte porque la vida aún vale la pena.

Déjame ayudarte a aceptar la nueva persona en la que los años te han convertido.

Déjame quererte hoy, por todo lo que has sido, pero, sobre todo, por todo lo que eres.

Déjame hacerte entender que el Parkinson no te define. Y que nunca, nada, va a hacer menguar tu valía. Que sigues siendo tú, pase lo que pase.

Déjame decirte que nuestros paseos son una de mis cosas favoritas del mundo y que prefiero tu compañía por encima de la del resto.

Déjame explicarte que me siento inmensamente orgullosa de ser tu nieta.

Que cuando te sonrió y me sonríes soy la más feliz del mundo. Y sé lo que es sentirse afortunada cuando te digo que te quiero y apretándome la mano dices; ‘’yo también Claudita, yo también’’.

Así que permíteme ser tus fuerzas cuando flaqueas y llenarte a besos cuando estás triste.

Déjame quererte cuando tú no te quieres, cuando no consigues reconocerte en el espejo. Déjame ver todo lo que tú no ves.

Porque te quiero muchísimo, pero te admiro aún más.

Porque algún día, tú serás mi ángel favorito, pero hasta entonces, déjame ser yo el tuyo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s